Hoy desde Alhambra y coincidiendo el día de la Ascensión con la festividad de la Virgen de Fátima, las jóvenes alhambreñas Lara,  Pilar, Andrea y Natalia nos recuerdan las palabras de Jesús: “Id al mundo  entero y proclamad el evangelio a toda la creación”.  Los discípulos de ayer y, nosotros hoy, recibimos el mandato del Señor de anunciar el Evangelio al mundo entero. La buena noticia que como jóvenes estamos llamados a anunciar, a tiempo y a destiempo, no es un conjunto de consejos piadosos o de historias dignas de imitar de generación en  generación sino el anuncio del proyecto de salvación que Dios tiene para la humanidad y para toda la creación; una palabra y una vida que, al comunicarla y compartirla, genera un dinamismo capaz de transformar hondamente la vida de quien la acoge.