Hoy día del Corpus Christi nos comentan el Evangelio de este domingo tan especial desde el Seminario Mayor de la Diocesis.

 Jesús, antes de ascender a los cielos, quiso hacernos el más importante regalo, la Eucaristía, instituyéndola durante la Última Cena en compañía de sus apóstoles, con la transustanciación del pan y el vino en su Cuerpo y su Sangre.

Gracias a este detalle que Dios tiene con nosotros, sus hijos, participamos y disfrutamos de la vida eterna de Jesús uniéndonos a Él en el Sacramento Eucarístico. Qué gran motivo para festejar y qué malos hijos seriamos si no lo hiciésemos.

La festividad del Corpus Chisti es la fiesta que la Iglesia instituye para celebrar la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, para proclamar nuestra fe en Ella y para adorarla con el mayor esfuerzo y dedicación posible. Jóvenes acompañemos a Cristo por las calles de nuestros pueblos y ciudades.